Sobre nosotros
Iniciar sesión

Iniciar sesión

 

 
X

Escuela virtual y red social para profesores y colegios.

MI GRANITO DE ARENA PARA MEJORAR LA EDUCACIÓN

Para unirte a este grupo: Regístrate en Otra Educación

¿Cuál es tu perfil? Date de alta y crea tu aula virtual

PEDRO escribió:

¡TE INVITO A VISITARME EN MI BLOG!
https://pedrofulleda.blogspot.com/
Y UNIRTE A MI GRUPO "LÚDICA POR EL DESARROLLO HUMANO"
https://www.otraeducacion.es/herramientas_educativas/blog/owner/group:121273
hace 49 días

El Gobierno eliminará la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, anunció ayer que va a eliminar la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos por Educación Cívica y Constitucional, que, según dijo, estará "libre de cuestiones controvertidas y de adoctrinamiento ideológico".

"Educación para la Ciudadanía ha estado acompañada desde su nacimiento por la polémica y ha creado una seria división en la sociedad y el mundo educativo", afirmó el ministro durante su primera comparecencia en la Comisión de Educación y Deporte del Congreso de los Diputados. Según Wert, el planteamiento de la materia aprobada por el Gobierno anterior iba "más allá de lo que debería corresponder a una verdadera formación cívica conforme a las directrices formuladas por el Consejo de Europa".

Por ello, el titular de Educación propuso una nueva asignatura que proporcione a los alumnos el conocimiento de la Constitución Española "como norma suprema que rige nuestra convivencia, la comprensión de sus valores, de las reglas del juego mediante las que se conforma una sociedad democrática y pluralista, así como la historia de la Unión Europea de la que España forma parte". Según indicó el ministro, esta es una materia "relevante" porque tiene como objetivo la formación de ciudadanos "libres y responsables con capacidad de ser sujetos activos". "Sin duda, esta Educación Cívica y Constitucional servirá a tal fin y a ningún otro", aseguró.

En lo que se refiere a la ampliación del Bachillerato a tres años, el ministro concretó que el objetivo es dotar a este ciclo de una mayor flexibilidad, pues los alumnos podrán encaminarse hacia la Formación Profesional de Grado Medio o hacia el Bachillerato un año antes, con 15. En concreto, habrá tres cursos de ESO y tres de Bachillerato, por lo que se mantiene la educación obligatoria hasta los 16 años. Sobre el sistema de FP, el ministro anunció su intención de transformarlo en un modelo dual, similar al alemán, que combine prácticas en empresa y formación en el aula.

Por lo que se refiere a los programas de bilingüismo, el ministro señaló que va a aprobar un Plan de Bilingüismo antes de finales de 2012 para implantarlo en el curso 2013-2014. El objetivo es elevar el nivel de inglés de los alumnos españoles, pues los datos son, a su juicio, "descorazonadores". Para ello, indicó que hay que mejorar el estudio del inglés desde el segundo ciclo de Educación Infantil hasta el Bachillerato y sustituir "el viejo enfoque de estudiar inglés para pasar a estudiar en inglés".

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) ha lamentado la decisión de eliminar la asignatura de Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos, porque considera que esta asignatura "contribuye a desarrollar la capacidad crítica del alumnado y a que éste conozca y respete los derechos de todos los ciudadanos, independientemente de su raza, sexo, orientación sexual, religión y cualquier característica social y personal".

CEAPA defiende que la escuela debe educar a todos los niños en unos valores mínimos que están contemplados en la Constitución y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, "pues no es una institución donde se deban impartir solo conocimientos académicos. La escuela también educa y, por lo tanto, está legitimada para transmitir unos principios básicos de convivencia para todo el alumnado".

hace 2505 días

Estados norteamericanos prohíben el contacto de profesores con alumnos en redes sociales

Los estados norteamericanos de Virginia y Missouri no quieren que los profesores mantengan relaciones con sus alumnos en las redes sociales. El gobernador de Missouri ha firmado un proyecto de ley que prohíbe a los estudiantes y sus profesores mantener contactos a través de las redes sociales. La idea de la ley es evitar el acoso digital.

La normativa no censura los intercambios públicosde mensajes si no las comunicaciones privadas. Según las autoridades, con ello, las escuelas y padres podrán conocer qué tipo de relación digital matienen los profesores con sus estudiantes. Ello supone que están prohibidos los mensajes directos, por ejemplo, a través de Facebook. Los profesores únicamente podrán tener un sitio en Internet vinculado a su trabajo, un perfil público o una página de fan en Facebook, como las que emplean empresas y organizaciones para estar en contacto con los internautas y que no permiten enviar mensajes privados. La ley se conoce con el nombre de Amy Hestir, una adolescente de 13 años que fue agredida sexualmente por su profesor que había trabajado en varios centros docentres y tenía el premio de maestro del año. Las escuelas deberán verificar si el profesor que vayan a contratar ha tenido problemas de este tipo y serán responsables de lo que pueda ocurrir si no lo hacen. La ley, sin embargo, plantea una serie de dudas ... Leer más + hace 2688 días

El concepto de educación de Escuela Mbororé Pto Iguazú)

(De: Escuela Mbororé Pto Iguazú) Aprender fue primero que enseñar.
Enseñar correctamente es crear condiciones para producir conocimiento nuevo. El que enseña aprende, y también, quien aprende enseña. Enseñar no existe sin aprender.
Nuestro conocimiento es incompleto, inacabado y debemos aprender permanentemente. Al reconocer esto nos volvemos educables.
Lo que nos hace educables no es la educación, sino reconocer lo inconcluso de nuestro conocimiento.

(Escuela Mbororé Pto Iguazú))

hace 2719 días

ENTREVISTA: RICHARD GERVER Experto en educación "Muchos padres ven que la escuela no funciona"

ENTREVISTA: RICHARD GERVER Experto en educación "Muchos padres ven que la escuela no funciona"

Richard Gerver es un gran comunicador, cualidad importe para ser un buen educador. Gerver (Londres, 1969) es una mezcla de ambas cosas; docente, exdirector de un centro escolar, es asesor educativo, pero sobre todo se dedica a agitar y extender la idea de que es necesaria una nueva escuela, una muy distinta de la que existe ahora. Una que prepare a los jóvenes "para vivir en un mundo tan increíblemente incierto, que necesitamos que sepan asumir riesgos, que entiendan mucho mejor la cultura de la innovación, necesitamos que sean muy proactivos, responsables, que sepan trabajar en equipo, manejar la comunicación, las redes sociales; esas son las herramientas que nuestros hijos necesitarán y que les debe dar la escuela". El profesor estuvo en Madrid en junio, invitado por la editorial Santillana, para dar una conferencia en el congreso de la Red Innova.

Pregunta. ¿Cómo empieza el cambio?

Respuesta. Hay que huir del currículo basado en los contenidos. El modelo tradicional da a los niños información y datos y luego les examima para ver si los recuerdan. El nuevo modelo debe hablar de desarrollos y habilidades. Si miras a los países que han conseguido mejorar en el informe Pisa de la OCDE, todos se han alejado de los currículos basados en los contenidos, incluso Shanghái.

P. ¿Y cómo se convence a los padres de esa necesidad de cambio, si la mayoría lo que quiere es que sus hijos aprendan, como ellos hicieron, muchas matemáticas, mucha lengua, muchas ciencias?

R. Es cierto que ese es un gran reto, porque, a diferencia de cualquier otro ámbito, todo el mundo es un experto en educación, ya que todos han ido a la escuela. Basan su opinión en su propia experiencia. La cuestión es ayudar a los padres a entender que el mundo ya no es como era cuando ellos crecieron. Creo que hay muchos padres que piensan que el sistema no está funcionando, pero no saben cómo tiene que ser para que lo haga. Así que los políticos han de tener mucho coraje en lugar de pensar a corto plazo.

P. Pero muchos padres tampoco piensan en cómo será la educación en 20 años, porque para entonces sus hijos ya estarán fuera del sistema.

R. Esa es precisamente la necesidad de hacerlo cuanto antes, ahora mismo, porque si no, los niños de hoy se estarán hundiendo en 20 años. Los políticos necesitan sentir que tienen el control, pero lo que hay que hacer es dar el poder a las escuelas.

P. Entonces, más autonomía, ¿con evaluaciones o sin ellas?

R. Como educadores, tenemos que rendir cuentas, por muchas razones, pero la primera, porque estamos tratando con el recurso más valioso, los niños. Además, los niños de una generación que van a tener que resolver las grandes crisis que les dejaremos como herencia: el desastre medioambiental, la crisis económica... Sin embargo, en un sistema dominado por los exámenes, con las escuelas evaluadas por los logros académicos de esos exámenes, los profesores tendrán una enorme presión para centrarse únicamente en preparar a los niños para hacer esas pruebas.

P. Entonces, ¿cómo se puede evaluar?

R. Primero hay que identificar esos comportamientos y habilidades que necesitamos que tengan los jóvenes, reconociendo que lo que no se puede poner en un examen no quiere decir que no sea valioso. Creo que es muy fácil evaluar la autoconfianza de un niño, cómo es de innovador, de creativo, su capacidad para tomar riesgos y cometer errores. No digo que no tenga que haber una nota del proceso académico, sino que tiene que ser solo una parte de un modelo mucho más sofisticado.

P. ¿Por qué es tan difícil cambiar la escuela?

R. Esa es la pregunta del millón. La mayoría de los profesores y de los padres piensan que el sistema tiene que cambiar, y creo que la mayoría de los líderes económicos también. Me parece que los únicos que no están preparados para permitir el cambio son los políticos (por la necesidad de control y su pensamiento a corto plazo). 

Leer más +

hace 2719 días

ENTREVISTA: RICHARD GERVER Experto en educación "Muchos padres ven que la escuela no funciona"

ENTREVISTA: RICHARD GERVER Experto en educación "Muchos padres ven que la escuela no funciona"

Richard Gerver es un gran comunicador, cualidad importe para ser un buen educador. Gerver (Londres, 1969) es una mezcla de ambas cosas; docente, exdirector de un centro escolar, es asesor educativo, pero sobre todo se dedica a agitar y extender la idea de que es necesaria una nueva escuela, una muy distinta de la que existe ahora. Una que prepare a los jóvenes "para vivir en un mundo tan increíblemente incierto, que necesitamos que sepan asumir riesgos, que entiendan mucho mejor la cultura de la innovación, necesitamos que sean muy proactivos, responsables, que sepan trabajar en equipo, manejar la comunicación, las redes sociales; esas son las herramientas que nuestros hijos necesitarán y que les debe dar la escuela". El profesor estuvo en Madrid en junio, invitado por la editorial Santillana, para dar una conferencia en el congreso de la Red Innova.

Pregunta. ¿Cómo empieza el cambio?

Respuesta. Hay que huir del currículo basado en los contenidos. El modelo tradicional da a los niños información y datos y luego les examima para ver si los recuerdan. El nuevo modelo debe hablar de desarrollos y habilidades. Si miras a los países que han conseguido mejorar en el informe Pisa de la OCDE, todos se han alejado de los currículos basados en los contenidos, incluso Shanghái.

P. ¿Y cómo se convence a los padres de esa necesidad de cambio, si la mayoría lo que quiere es que sus hijos aprendan, como ellos hicieron, muchas matemáticas, mucha lengua, muchas ciencias?

R. Es cierto que ese es un gran reto, porque, a diferencia de cualquier otro ámbito, todo el mundo es un experto en educación, ya que todos han ido a la escuela. Basan su opinión en su propia experiencia. La cuestión es ayudar a los padres a entender que el mundo ya no es como era cuando ellos crecieron. Creo que hay muchos padres que piensan que el sistema no está funcionando, pero no saben cómo tiene que ser para que lo haga. Así que los políticos han de tener mucho coraje en lugar de pensar a corto plazo.

P. Pero muchos padres tampoco piensan en cómo será la educación en 20 años, porque para entonces sus hijos ya estarán fuera del sistema.

R. Esa es precisamente la necesidad de hacerlo cuanto antes, ahora mismo, porque si no, los niños de hoy se estarán hundiendo en 20 años. Los políticos necesitan sentir que tienen el control, pero lo que hay que hacer es dar el poder a las escuelas.

P. Entonces, más autonomía, ¿con evaluaciones o sin ellas?

R. Como educadores, tenemos que rendir cuentas, por muchas razones, pero la primera, porque estamos tratando con el recurso más valioso, los niños. Además, los niños de una generación que van a tener que resolver las grandes crisis que les dejaremos como herencia: el desastre medioambiental, la crisis económica... Sin embargo, en un sistema dominado por los exámenes, con las escuelas evaluadas por los logros académicos de esos exámenes, los profesores tendrán una enorme presión para centrarse únicamente en preparar a los niños para hacer esas pruebas.

P. Entonces, ¿cómo se puede evaluar?

R. Primero hay que identificar esos comportamientos y habilidades que necesitamos que tengan los jóvenes, reconociendo que lo que no se puede poner en un examen no quiere decir que no sea valioso. Creo que es muy fácil evaluar la autoconfianza de un niño, cómo es de innovador, de creativo, su capacidad para tomar riesgos y cometer errores. No digo que no tenga que haber una nota del proceso académico, sino que tiene que ser solo una parte de un modelo mucho más sofisticado.

P. ¿Por qué es tan difícil cambiar la escuela?

R. Esa es la pregunta del millón. La mayoría de los profesores y de los padres piensan que el sistema tiene que cambiar, y creo que la mayoría de los líderes económicos también. Me parece que los únicos que no están preparados para permitir el cambio son los políticos (por la necesidad de control y su pensamiento a corto plazo). 

Leer más +

hace 2719 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
¡¡¡ Que bueno leer este comentario !!!! . Es largo pero vale la pena ...Os lo recomiendo ,parece que vamos a utilizar mucho tiempo , pero se lee enseguida .....Leedlo , vereis ....¿ qué os parece?hace 2738 días

Sonia Cuenca Esteve escribió:
http://blogs.publico.es/luis-garcia-montero/ La noche del pasado 20 de mayo, mientras las distintas fuerzas políticas cerraban sus campañas electorales, una multitud de jóvenes indignados se concentraba en la Plaza del Carmen de Granada. Pocas veces he visto tanta gente reunida en esa plaza, acostumbrada a las fiestas locales y las procesiones. Un altavoz difundía sobre el gentío, sentado en el suelo o apretado en las paredes de la plaza y las calles cercanas, las voces de la asamblea. Como había escuchado muchas reflexiones parecidas en la Puerta de Sol, no me extrañó la seriedad de sus exigencias. Pero de pronto me conmovió algo que sucedía a la vez como realidad y como recuerdo. Uno de los coordinadores explicó que muchos vecinos ya estaban descansando. Convenía evitar en lo posible las molestias. Pidió que se bajase el volumen del altavoz y que el público dejara de aplaudir. Era más respetuoso pasarse al lenguaje de signos y mover las manos con los dedos abiertos en señal de asentimiento. La plaza quedó en un llamativo silencio y las manos temblaron con alegría juvenil en el aire. La sensación que tuve me devolvió a algunas mañanas de los años ochenta, cuando llevaba a mi hija mayor a la guardería. Con la dictadura y las grandes asambleas universitarias todavía muy próximas, me producía una extraña mezcla de emoción e inocencia verla participar con dos años en una asamblea infantil, aprendiendo a levantar la mano, pedir la palabra y respetar el turno del compañero. Como mi hija, licenciada ahora en Historia del Arte, ha participado en las asambleas, comprendí de golpe que el movimiento del 15-M estaba surgiendo de la primera generación de españoles y españolas educados de verdad en democracia. Si a mis amigos y a mí nos llegan a pedir a los 20 años que utilizásemos el lenguaje de signos, enseguida hubiéramos empezado a cantar La Internacional o Asturias, patria querida para molestar a los vecinos burgueses que dormían el sueño hipócrita de los indiferentes. Pero en la idea de respeto que dominaba la plaza se escondía también otro detalle. Nuestra hostilidad hacia los dormilones condensaba la ruptura con unos padres autoritarios y sus costumbres franquistas. Hoy no es necesaria esa ruptura. Los jóvenes no sólo han hecho asambleas desde que eran niños, sino que han tenido padres que los llevaban de la mano a aquellas asambleas. Por eso saben y quieren escuchar. Es significativo que, a la hora de organizarse en la plaza, mi hija pequeña quisiese que su comisión se llamara “de respeto” y no “de seguridad”. El matiz habla de su historia. Creo que este es el marco en el que debe situarse el fenómeno de la pacífica indignación juvenil. Hemos educado a nuestros hijos en democracia y ahora les ofrecemos una realidad desoladora, marcada por la corrupción, la mentira, la precariedad laboral, la manipulación bipartidista, el óxido en el aparato de los partidos y la falta de coraje y alternativas frente a las agresiones de los poderes financieros en Europa. No es raro que exijan la dignificación democrática y que lo hagan en nombre del respeto. De un modo muy civilizado, la joven Laura Pérez se dirigió hace unos días en Pamplona al príncipe heredero para solicitarle, “con todos mis respetos”, un referéndum sobre la monarquía. Perdió antes los nervios el príncipe que la joven. Criticada de forma intempestiva por un guardaespaldas, se limitó a responder: “Sencillamente quiero dejar de ser súbdita para ser ciudadana”. Este deseo respetuoso de ser ciudadana va más allá de la corona y se ha derramado en las plazas de España sobre unas formas democráticas degradadas por el deterioro de la política y la falta de escrúpulos del capitalismo especulativo. ¿Cuánto tiempo durará el respeto? Como la política no se tome muy en serio las exigencias de los jóvenes, y pretenda seguir capturando votos con los mismos comportamientos de antes, es posible que los vientos cambien y se produzca una verdadera fractura social. Lo que hoy es una afortunada demanda de dignificación de la política y la democracia puede convertirse mañana en un populismo anti- político y antidemocrático de muy peligrosas consecuencias. Esperemos que no. Pero confieso que tengo más fe en la sensatez de los jóvenes que en la capacidad de autocrítica de los partidos.hace 2738 días